masaje-prenatal-1

El masaje prenatal es una técnica especial para las mujeres embarazadas de cuatro semanas en adelante.  Su propósito es aliviar los dolores musculares, relajar las tensiones y mejorar la circulación. Los masajes prenatales son una buena manera de luchar contra la ansiedad y el estrés maternal, porque ayuda a liberar endorfinas que hacen que la futura madre se sienta mucho mejor. Y que afronten su embarazo con una mayor tranquilidad.

De igual forma habría que resaltar el efecto que producen como por ejemplo aliviar insomnios, cefaleas, molestias en la espalda, sin olvidarnos de que ayudan a hacer la digestión y regulan el sistema nervioso. Son masajes suaves y armoniosos, que buscan además mantener la flexibilidad y la elasticidad de la mujer.

 

Entre los efectos positivos por tanto se pueden destacar:

  Alivio del estrés y la ansiedad

  Ayudan a mantener un equilibrio físico y emocional

  Relajan la espalda y alivian molestias e hinchazón en piernas y pies

  Aumenta los niveles de serotonina y dopamina (mayor energía)

  Estimulan la circulación